“SALMOREJO” SIN GLUTEN

INGREDIENTES: (2 personas)

• 500 gramos de tomates rojos bien maduros
• 1 aguacate
• 50 ml de aceite de oliva virgen extra
• 1 diente de ajo (yo sólo pongo medio pero tú a tu gusto)
• Sal
• 1 cucharadita de Psyllium en polvo

 

ELABORACIÓN:
• Pelar los tomate y ponerlos en el vaso de la batidora
• Añadir los tomates el aguacate pelado, el ajo, la sal, el psyllium y el aceite.
• Triturar y poner en la nevera hasta la hora de servir.

PROPIEDADES DEL TOMATE:
Los tomates son, sin lugar a dudas, uno de los ingredientes fundamentales en casi la gran mayoría de las cocinas, especialmente por sus importantes beneficios y propiedades. Se pueden comer en ensaladas, pero también solos, hervidos, en salsa …
No en vano, tal como podremos ir viendo a lo largo del presente post, destaca por la cantidad de minerales, vitaminas y agua (alrededor de un 94%) que contiene.
Su color rojo intenso, por ejemplo, se debe a su contenido en licopeno, una sustancia antioxidante que no se convierte en vitamina A, y que ejerce un efecto protector frente a un gran número de problemas cardiacos.
Cuenta con gran cantidad de vitaminas (B, C y A), y además de tener pocas calorías y grasas, es ideal en dietas para bajar de peso. Importante es a su vez su contenido en minerales, del que destaca el potasio, aunque también posee fósforo, magnesio y calcio, entre muchos otros.
El tomate es una hortaliza baja en sodio, por lo que, también, es muy recomendada en hipertensos.
Es muy bueno para ayudar a la digestión, al contener sales orgánicas ácidas, concretamente “malatos y citratos”. Precisamente por esta cuestión, no es recomendable en personas que tengan cálculos renales.
Si por ejemplo queremos aprovechar toda la fibra de los tomates (cuestión que, como sabes, nos ayuda a mantener un sistema digestivo sano), siempre se debe optar por comernos el tomate con su piel, sin pelarlo.
• Alto contenido en licopeno, un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de próstata en los hombres.
• Al ser baja en sodio es recomendada en la dieta de personas con hipertensión arterial.
• Es rica en fibra, sobre todo si se come con su piel.
• Aporta vitaminas (sobre todo vitaminas del complejo B, C, A y E), así como minerales (como el potasio, fósforo y magnesio).